COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

viernes, 27 de diciembre de 2013

SATURNO...

SATURNO
Karma, límites, responsabilidad, tradición, lo conservador, autoridades, metas a largo plazo, soledad, constricción, restricción, interiorización, aislamiento, estructura, construcción, estado, leyes, compromiso, paciencia, lo viejo, rigidez, avaricia, ahorro, bloqueo, pesimismo, pesadumbre, frialdad, constancia, perseverancia.
Acción: 

Limitadora, bloqueadora, constrictiva, cristalizadora, materializadora, paralizadora, frustrante, enfríadora.
Atrasa y crea responsabilidad, madurez y sentido común; en crisis, produce depresión, rigidez.
Representa: 

Al padre, al marido si es mayor,  a los abuelos, a las personas mayores.
Lugares: 

Espacios desolados, desiertos, cementerios, prisiones, celdas, aperos agrícolas.
Profesiones: 

Administrativo, profesiones relacionadas con la banca, agricultor, minero, pocero, filósofo, metalúrgico. 
Anatomía: 

Huesos, cartílagos, dientes, oído derecho.
Patologías: 

Resfriados, parálisis, piernas débiles, sordera, tuberculosis ósea o pulmonar, reumatismo, artritis, arteriosclerosis, parálisis progresiva.
Pecado Capital: 

Avaricia
El primer retorno de Saturno (a los 28/30 y a los 56/60 años) es cuando Saturno cumple un ciclo y se sitúa en la misma posición de nuestra carta natal en la que estaba cuando nacimos.
Es significativo ya que nos hace replantearnos nuestras vidas, la palabra clave sería “recapitular”.

Resulta más difícil el de los 30 años, ya que más adelante uno está más maduro y se toman las cosas con más calma al pasar a la tercera edad.
Los cambios alrededor de los 30 años, llamada la crisis de los 30, son bastante corrientes.
Es común cambiar de trabajo, decidir formalizar una relación con el matrimonio o a veces hasta cambiar completamente de vida.
Saturno despeja las dudas y las futilidades y “nos hace hacer  lo que hay que hacer”.
Como nos interioriza y nos volvemos poco sociables, algunas personas, la mayoría,  lo viven como una crisis en sus vidas, ya que no saben lo que les sucede.

Saturno nos obliga a dejar la adolescencia atrás y a entrar en la edad adulta, que durará otros 28/29 años, hasta el segundo retorno de Saturno.
Suelen ser periodos de soledad e aislamiento en los que se siente gran pesimismo, hay que asumir una gran responsabilidad o se ve uno obligado a llevar un fardo pesado, del que resulta imposible deshacerse (a veces tener que ocuparse de alguna persona mayor, Saturno=abuelos o personas mayores). 
Los esfuerzos serán recompensados al cabo del tiempo, sintiéndonos más maduros y más seguros de nosotros mismos, con la satisfacción del deber cumplido.

Atrás se quedan unas cuantas cosas, a veces incluso amistades o amores que no aportaban nada, aunque siempre es para bien, algunas costumbres o lugares que frecuentábamos dejan de importar.
Por fin uno puede mover los hilos de su vida y no ser movido por las circunstancias personales, las personas importantes como los padres o por los mandatos de la sociedad.
Los signos de Tierra son los que lo llevan mejor y luego los de Agua, y nada bien, los de Fuego y los de Aire.

También es conveniente mirar a qué planetas o puntos de la carta astral está aspectando.

No es lo mismo Saturno en trígono que en cuadratura u oposición; mirar especialmente Júpiter ya que este suaviza mucho los tránsitos de Saturno, compensando la seriedad con la jovialidad, la restricción con la expansión. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...