COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

lunes, 24 de enero de 2011

MIL Y UN ENFOQUES SOBRE "ASTROLOGIA Y SEXO"


MIL Y UN ENFOQUES SOBRE "ASTROLOGIA Y SEXO
Boris Cristoff, Montevideo, 17/1/2011
Hoy el acto sexual es el súmmum del estímulo sensorial, no hay otro tema que lo sustituya, quizás las drogas pretendan hacerlo, pero ¿con qué sueñan los drogados en cada sesión? Con el sexo El sexo es un dictador de la era Piscis, lo que antes era natural ahora es objeto de todo artificio, pero aún hay quienes lo practican bien
Hay tantos enfoques sobre sexo como los 7.000 millones de personas en el mundo, pero la Astrología es el mayor conocimiento para explicar el sexo en general. Y en lo particular, nada existe de manera tan efectiva y fácil como el horóscopo personal, no sólo para predecir un momento puntual sino con las distintas circunstancias que marca la evolución en toda la vida.
En esta nota veamos de lo mayor a lo menor algunos enfoques basados en las edades, los géneros, los elementos, el esquema zodiacal, el signo y sus relaciones y modalidades.
EL SEXO PERFECTO
La perfección no existe siempre, pero hay grados para lograrlo. El sexo perfecto y por consiguiente el amor y la familia perfectas, se logran con tres efes:
FUEGO
Debe haber una armonía en la FUERZA de la personalidad. El Rey y la Corista pueden acoplarse una noche, pero al otro día no funcionarán a menos que uno deje el trono o la otra se tape el culo.
TIERRA
Ambos deben tener un criterio en la FORTUNA. No es posible que uno se deslome trabajando y la otra se dedique a gastarlo día a día. El resultado suele ser un segundo matrimonio de él con la secretaria.
AIRE
Un importante factor para ambos es la FAMA que gocen entre los demás. No pega uno con fama y el otro como su sombra. Para ello se necesita una amistad previa, un mismo sentido de reír y llorar, de tomar y dar.
AGUA
El mayor atractivo sexual en esta era Piscis es la FELICIDAD en la proporción que uno necesita, con el cupo que lo hace capaz de sentir. Si no hay el mismo deseo en ambos, hay adulterio y si se tolera es peor.
EL SEXO EN LOS GENEROS
La mujer carga con la parte más compleja de sexo, amor, partos e hijos. Reservada para la ovulación, ella es la que “ovula” la familia (Venus receptor) Mientras el hombre produce espermatozoides debido a la pasión (Marte portador) que lo hace consentir en formar una familia. Esto adelanta a ella frente al hombre de manera sicológica y biológicamente. Por todo esto es normal que ella tenga tres años menos de edad. Si tiene cuatro años o más pasa la mitad de un ciclo septenal y cambia de generación. Por lo común, la mejor pareja es de la misma generación. Si tiene que haber gran diferencia de edad entre ambos que sea a no más de 3 años de diferencia de  7, 14, 28 o 35 años. Evitando la cercanía de los 21 o 42 años de diferencia, se evitan los dramas de la cuadratura y la oposición.
EL SEXO EN LAS EDADES INDIVIDUALES Y COLECTIVAS
El sexo en las edades individualistas hasta los 42 años, Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo y Virgo, se desarrolla con una tendencia monógama, es decir una mayor preferencia a ejercerlo con una sola pareja, en la que el amor, los hijos y la familia están sincronizados al máximo.
El sexo en las edades colectivistas, entre 42 y 84 años, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis, se desarrolla con una tendencia polígama, es decir una preferencia por ejercerlo con distintas parejas, aislando lo sexual, ahora convertido sólo en pasión y despegado del amor y la prole.
EL SEXO EN CADA EDAD
Hay un enfoque del sexo en cada gran edad de 21 años.
En la gran edad del Crecimiento (0-21 años) es un continuo descubrimiento.
En la gran edad de la Reproducción (21-42) es su principal protagonista.
En la gran edad de la Producción (42-63) se busca sentir como en los primeros orgasmos.
En la gran edad de la Pasividad (63-84) es disminuir, olvidar y tenerle aversión al sexo, con o sin viagra.
EL SEXO EN CADA PEQUEÑA EDAD
También hay un enfoque distinto en cada edad de 7 años. La edad principal del sexo, los embarazos y el parto es la cuarta entre 21 y 28 años, análoga a Cáncer y su regente Luna. Otras dos edades sexuales son la octava entre 49 y 56 años, análoga a Escorpio con su regente Plutón, época de desvíos; y la duodécima entre 77 y 84, análoga a Piscis y su regente Neptuno, época en que resumimos la vida con recuerdos sexuales.
Las edades más ajenas al sexo son la primera edad hasta los 7 años, análoga a Aries y el personal Marte, que nos mantiene en la ignorancia de los acoplamientos paternos; la séptima edad entre 42 y 49 años, análoga a Libra con su regente Venus, época de menopausia y divorcios; y la más alejada del sexo que es la décima entre 63 y 70 años, análoga a Capricornio y el frenador Saturno, época del retiro, los chequeos médicos y el corte de los viajes. Las cuatro edades no nombradas siguen las características de la siguiente edad ya nombrada. 
EL SEXO EN LOS ELEMENTOS
El sexo de los Aries, Leo o Sagitario es una guerra o lucha con un vencedor/a y un perdedor/a. Se dice que la mujer se pinta como los indios para la guerra y no deja de tener razón. Pero es una guerra agradable, sin balas que matan ni tarántulas que se comen al macho, pero con palmadas, mordeduras y pellizcos como las parejas que se dejan atar a la cama, vestidos de Batman y Robin (digo yo ¿Robin era gay?)
El sexo de los Tauro, Virgo o Capricornio debe tener un aliciente material, sea una fiesta previa, un presente o dinero. En este último caso Capricornio es el signo más proclive a la prostitución del pasado, pues hoy ya no se la puede diferenciar mucho con lo presente.
El sexo de los Géminis, Libra o Acuario que lucen gran liberalidad, deben tener una previa relación amistosa, un mismo rango social o un mismo blog tipo Facebook o Twiter. El incentivo externo puede ser el ingreso a un nivel social superior o posición laboral.
El sexo de los de Cáncer, Escorpio o Piscis es un puro deleite, una agresión o una entrega sin límites, pero puede tener una relación familiar o política, un primazgo o una ex pareja de alguien muy cercano. No hay incentivos materiales y poco importan en estos signos. Todo sea por el sexo mismo. Como exclamó un investigador anciano “tengo que acabar con la pelagra” a lo que la mucama preguntó “¿Quién es? Una bailarina de cabaret?”
Hacen buena pareja los del mismo elemento, pero también los del elemento opuesto, que es el que está justo enfrente .
El signo solar no es tan importante en el sexo como el signo ascendente.
EL SEXO EN CADA SIGNO
Sexualmente un Aries es un impetuoso Don Juan para no perder su yo. Una ariana toma la iniciativa y mantiene una distancia con su pareja. Ella se casará con una persona muy superior o muy inferior a ella. 
Un Tauro tiene una rutina sexual que jamás cambia, es muy posesivo y celoso. Una taurina necesita una gran  confianza en su pareja y si él le hace una trastada lo puede perdonar, pero jamás lo olvidará.
Un Géminis es un pajarito de rama en rama, un poco de sexo en cada cosa. Es fugaz y rápido, será siempre un adolescente que no pasa del flirt. Es muy obsequioso pero suele ser el más divorcista del zodíaco.
Un Cáncer es muy prolífico y necesita un escondite, como el cangrejo bajo la piedra. Ella puede ser la gran protectora mimosa o buscar la cálida protección paterna en su marido.
El sexo para una persona de Leo, es una fiesta personal, donde en un gesto de desprendimiento, presta su persona para mayor brillo del acoplamiento. La leonina Jacqueline Kennedy al quedar viuda, no pudo menos que casarse con una pareja más importante, aunque fuera el anciano Aristóteles Onassis. No podía perder su clase.
Un Virgo necesita una razón intelectual para cada ocasión. Una vez casado es un silencioso poco demostrativo. Ella se enoja por una falta gramatical o el paraguas fuera de lugar, pero no dice nada sobre hechos graves.
Un Libra exige un protocolo sexual que tiene que ver con la escenografía del lugar. Nunca se resuelve por una opción y siempre quiere que los dos platos de la balanza estén en equilibrio, con justicia y estética.
Un Escorpio pretexta el acto sexual por una mirada furtiva de su pareja a otra persona. Dostoievsky y Ana Dimitrievna, ambos de Escorpio, declararon que cuando tenían problemas eran las grandes sesiones sexuales. 
Ella es la vampiresa o femme fatale y él es el gran Otelo de los celos.
Un Sagitario tiene un amor en cada puerto. Ella es la gran matrona de su casa y él aún en calzoncillos mantiene una gran dignidad frente a los hijos. Toma la postura del patriarca o el mesías al que hay que tenerle fe.Un Capricornio es un asceta sexual. Mide los besos y pone la hora y el día para el sexo. Si ama poco y mal es el gran esposo para la vejez. Ella es una persona responsable que huye de las emociones y los sentimientos. 
Un Acuario exige llenar un formulario antes de acostarse con su pareja. La Idealiza muy por encima de la realidad. Hace poca diferencia entre amigos y esposa. Ella es muy liberal y excéntrica en un eterno noviazgo.
El sexo y el amor pisciano es siempre una duda, aunque sigan casados por décadas. Nunca se declaran ni tampoco piden sexo, sus ojos y sus maneras los delatan. Aún divorciados ambos dudan si fue para bien o no. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...