COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

viernes, 2 de octubre de 2009

EL DESTINO DE LA HUMANIDAD

EL DESTINO DE LA HUMANIDAD
PARTE VI
Boris Cristoff
2º capítulo Tauro: Bases y antecedentes
La originalidad de la Tabla Periódica de la Historia es que se basa en ciclos EXACTOS originados en el balanceo de su eje polar.
Estos ciclos se relacionan con características históricas exactas.
Las cronologías de la TPH que se indican por tendencias largas o sucesos puntuales tienen la misma proporción de tiempo tanto en prehistoria como en historia.
No sucede así en todos los demás formas de historia, cuyos ciclos tienen una arritmia feroz, con civilizaciones, culturas, épocas y generaciones desproporcionadas entre sí.
No pueden ser rítmicas porque no saben valorar ni caracterizar cada tramo igual de cada ciclo. La Astrología con sus 12 signos posee el arma más poderosa y sintética posible, que caracteriza tramos iguales de manera distinta pero relacionada.
ROTACIÓN en 24 horas
TRASLACIÓN en 365 días
BALANCEO en 25.200 años
LA ROTACIÓN Y LOS DÍAS
El movimiento más conocido de nuestro planeta es la rotación sobre su eje en 24 horas.
La línea del Ecuador va girando hacia el Este frente al sol.
Nuestra sensación es que el sol sale por el Este y se esconde por el Oeste, pero sucede lo contrario.
Es la Tierra que gira de Oeste a Este hacia el sol.
Al amanecer comienza una jornada de 12 horas en promedio llamado Día y después del ocaso siguen otras 12 horas llamada noche.
La luz solar nos despierta y activa al amanecer y su falta nos enlentece y adormece.
Este esquema es un destino mayor que no depende de la voluntad.
Doce minutos antes de salir el sol la sangre se activa fuertemente (índice de floculación sanguínea, Maki Takata)
Esta activación se acelera hasta el mediodía, en paralelo a nuestras actividades diarias que culminan a esa hora.
Después del almuerzo el ritmo sanguíneo decrece hasta el ocaso, cuando nuestro rendimiento laboral deficitario se va sustituyendo por el ocio, la diversión o el sueño.
A la medianoche es cuando los médicos de experiencia suelen decir de un comatoso: "si pasan la medianoche, se salva" sabiendo que nuestras defensas (copiando al sol) están en lo más bajo del día.
Luego se van recuperando con el sueño hasta un nuevo amanecer solar.
Este movimiento terrestre demuestra que nuestra actividad y pasividad son paralelos en cada día.
LA TRASLACIÓN Y LAS ESTACIONES
Por la rotación debemos ceñirnos al ritmo diurno- nocturno toda la vida como mansos corderos. El segundo movimiento en duración e importancia es la traslación terrestre alrededor del sol, al mismo tiempo que gira sobre su eje.
Este movimiento dura un año y tiene cuatro partes relacionadas con la Naturaleza: primavera para sembrar, verano para florecer, otoño para fructificar e invierno para semillar.
La Humanidad sigue ese mismo ritmo y circunstancias y la economía y sociedad la siguen. Si dividimos el año en doce partes tendremos doce estaciones.
Cada estación es un signo zodiacal cuyo significado conocemos desde miles de años atrás y no deja de definir el tipo de vida que cubre.
La traslación al igual que la rotación pues, rigen y encauzan rígidamente nuestros destinos diarios y anuales.
LA PRECESIÓN Y LAS ERAS
Además girar sobre sí mismo y trasladarse alrededor del sol, la Tierra gira balanceando sobre su eje polar como un trompo que se duerme.
Este balanceo polar deducido de mis ciclos dura 25.200 años (una civilización mundial) Durante este largo trayecto, el eje polar se proyecta hacia un signo zodiacal cada 2100 años (una cultura). Cada doceava parte de la cual es una sub-era cuyas características son análogas a cada signo zodiacal.
Dividiendo éste ciclo en doce partes se obtiene otro sub-ciclo o micro-era que dura 175 años (una época) y nuevamente otro sub-ciclo de 15 años indica una generación.
Por ser este 3º movimiento el de más largo aliento, es el más importante de los tres, indicando con sus caracteres zodiacales civilizaciones, culturas, épocas, generaciones, modas, etc.Por analogía los tres movimientos se dividen en doce partes: el día en doce horas dobles (tal como en la antigüedad), el año se divide en doce meses y el balanceo polar en doce eras.
Los tres movimientos nos exhiben tiempos que están caracterizados por los doce signos zodiacales:
CONTINUARA ...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...