COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

martes, 1 de septiembre de 2009

LA LUNA

LA LUNA
Atraviesa el Zodiaco en 28 días y permanece dos días y medio aproximadamente en cada Signo.
El Sol emite energía y la Luna la refleja, de manera que su función es receptiva, reactiva y sensible.
Ella es fría, húmeda, magnética y fértil.
Es la polaridad femenina, el principio arquetípico femenino, el ánima o lado femenino de la psiquis de un hombre.
Representa a la madre o a la mujer en la vida de uno, particularmente a la esposa en la carta natal de un hombre y a la mujer en general.
En la carta de una mujer, indica la naturaleza de los embarazos y de los partos.
La Luna representa la capacidad para responder emocionalmente y subjetivamente a nuestras experiencias con otras personas y al medio ambiente.
El Signo que ocupa la Luna revela los impulsos subconscientes y necesidades emocionales.
El subconsciente es aquella parte de la mente que contiene toda la memoria desde que se nace (y quizás desde la concepción).
Almacena todos los recuerdos, sean agradables, desagradables o neutros.
Cualquier cosa que a uno le suceda, nunca es olvidada y queda registrada.
Las malas experiencias en la vida o aquello que el individuo ha reprimido, a menudo es expulsado hacia afuera, a la mente consciente, debido al malestar emocional que ellas producen.
La necesidad de comprender estas experiencias aún existen, pues están como "sumergidas" u ocultas en el subconsciente.
La Luna rige también aquella parte de la personalidad que tiene que ver con las tendencias heredadas de otras vidas, de los padres, ancestros y condiciones ambientales de la existencia presente.
La Luna tiene una fuerte relación con los propios sentimientos.
Rige la maternidad, pero también en un sentido más profundo, el cuidado y protección de la juventud y de los desvalidos.
A nivel mundano, la Luna en la carta natal indica la vida doméstica de uno y el amor a la familia.
Los asuntos gobernados por la casa en la que la Luna está ubicada, se encuentran predispuestos a la fluctuación o a muchos cambios pequeños.
Desde un punto de vista kármico, la posición de la Luna indicada de que manera el individuo se condujo como mujer o como se comportó con el sexo femenino en las vidas pasadas.
R. Dumón

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...