COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

viernes, 17 de septiembre de 2010

LA CRISIS DE LOS 52 AÑOS Y LAS FLORES DE BACH

AL LLEGAR A LOS 52 AÑOS DE EDAD, SI REALIZAMOS UN CÁLCULO ASTROLÓGICO USANDO LAS “DIRECCIONES PRIMARIAS” -LAS PRIMERAS DIRECCIONES O PRIMER MOVIMIENTO APARENTE DEL CIELO- OBSERVAREMOS QUE TODOS LOS PLANETAS SE ENCUENTRAN A UNA DISTANCIA APROXIMADA A LOS 52º DE SU POSICIÓN ORIGINAL.
-El movimiento primario es el que se origina por el movimiento circular de la tierra. Ese movimiento hace que parezca el que el sol sube por el horizonte Este por la mañana o baja por el Oeste por la tarde. El Sol ni sube ni baja, es la Tierra la que gira y hace parecer que sube o baja. Ese movimiento es el primario, y es semejante para todos los cuerpos celestes.-
El movimiento primario no tiene nada que ver con el movimiento real de los planetas, se trata de un movimiento que procede de la Tierra, por eso, en Astrología tradicional, la interpretación del movimiento primario está relacionada con la tierra, con el mundo, con el medio ambiente y social de cada persona. Las direcciones Primarias explican aquello que nos sucede a causa de la influencia del mundo y de las gentes que nos rodean, sin haberlo querido, merecido o deseado.
Al llegar a los 52 años, en Direcciones Primarias, todos los cuerpos celestes alcanzan los 52 grados o están en la proximidad, dentro de orbe de acción de los planetas. -Se admite, por que la experiencia lo avala, que el orbe de acción de los planetas es de dos grados, luego el área de influencia de cualquier planeta dirigido abarca dos grados arriba y abajo, pero los 52 años es una edad crítica clave.
Para los Mayas es el tiempo en que termina su ciclo de meses y días, en la que combinan los días del año Tzolkin con los meses del año Haab. Un sistema que se utiliza para organizar un tipo de astrología particular en la que se dice que una persona es según su día y su mes, de donde se extraen 18980 combinaciones diferentes que no se repiten hasta transcurrir 52 años.
Las mujeres de México, para pertenecer a un grupo de sanadores tamascaleros, tienen que esperar hasta cumplir los 52 años, en esa edad es cuando reciben el ritual de la “atadura de los años” y se les permite comenzar una nueva vida como sanadora.
52 años, no se olvida fácilmente y si se olvida, es un olvido penoso. La llegada a los 52 años es la verdadera crisis, lo demás ni eran crisis ni era nada. Alrededor de esta edad sí que se producen un cambio físico y hormonal importante, después de esta crisis ya nada es como era antes y es que en ese tiempo aprendemos lo que significa el aspecto de septil. - Los más jóvenes a duras penas lo podrán entender.
52 grados es la séptima parte del circulo,.... ¡bueno! si queremos ser Virgos, 51.428. El ángulo que se forma con la séptima parte del círculo se conoce como el aspecto de “septil”. Hablemos del septil.
El septil es un aspecto poco conocido o de muy poco uso, quizás por desinformación o desconocimiento de sus características. Se obtiene como resultado de dividir la franja zodiacal en siete partes, o lo que es lo mismo, la circunferencia en 7 partes. De esta división surgen también los aspectos de biseptil 102º 51´, y el triseptil 154º 12´, todos ellos íntimamente relacionados con el armónico 7.
En simbología el número siete implica un paso de lo conocido a lo desconocido, representa el fin de un ciclo y la incertidumbre de un ciclo nuevo. Algo que siempre ocurre con la llegada a esta edad.
El siete también simboliza el día de descanso después de la creación para dedicarlo a la contemplación y a la proyección mental de su futuro. A los 52 años nos llega un descanso ni querido, ni merecido, ni deseado, llega y punto.
Los aspectos secretos o exóticos están estrechamente relacionados con los armónicos, y tienen una conexión con las secreciones hormonales que están relacionadas con las secreciones reguladoras de la glándula pineal, por ello es conveniente darle un repaso sobre lo que se sabe sobre este órgano de secreción.
El septil y sus aspectos derivados están relacionados con una dimensión diferente, lo que se conoce como la otra dimensión o la cuarta dimensión, en la que el tiempo es un elemento de medida. Se relaciona con todo aquello que actúa fuera del espacio temporal presente o desde el plano abstracto creador.
Todas las acciones que se asocian al septil o al armónico 7, o lo que es lo mismo, la mayor parte de los estados mentales o emocionales de los 52 años, recurren al elemento tiempo como una dimensión, una medida con la que necesariamente se debe contar. Siempre se relaciona con estados mentales o asuntos que no tienen nada que ver con la realidad presente o con el momento actual. Son ideas, pensamientos o sensaciones subjetivas que forman un puente entre el pasado y el futuro, entre el plano material ordinario y lo etérico o espiritual, sin detenerse en lo presente o en lo inmediato ni elaborar algo material, lo que puede provocar estados depresivos o de conciencia alterada.
Lo que ocurre alrededor de los 52 años, es semejante a atravesar un puente en el que uno se aleja de una rivera conocida para acercarse otra desconocida. Esa una etapa de la vida que nos lleva a obviar el presente o la realidad material del momento y a centrarnos en temas, ideas, pensamientos o sensaciones que no se corresponden en nada con ese presente. Las actividades que se realizan bajo estos parámetros, no tienen un resultado inmediato o concreto, son acciones que se sitúan fuera del tiempo existente
La manera de percibir la realidad en esas edades, toma el elemento tiempo como una unidad, tal como ocurre con las percepciones del inconsciente, es como dejar manifestarse a los impulsos superiores, - no relacionados con los apetitos- inconscientes y entrar en contacto con las percepciones inmateriales y atemporales.
Para ciertas personas significa un tiempo de serias depresiones mientras que para otros significa momentos de conexiones íntimas con el Ser, o de percepciones subjetivas superiores, es tiempo de tener al alcance experiencias sorprendentes o numinosas que no pertenecen a las dimensiones conocidas o del presente.
Cuando no deriva por la depresión se canaliza a través del estado de “flipado“ o sorprendido y ausente, cosa que ocurre normalmente cuando los niveles de serotonina son muy bajos, bien por que ocurra de manera espontánea o bien inducida accidentalmente o a voluntad por la ingestión de sustancias.
En esa edad se puede sentir ese estado paradójico del “aquí y ahora “ de Ram Dass o el estado mental de abstracción que se apreciaba en Einstein y la paradoja que suponía su declaración de que E =MC en la que decía: “ hay más caballos de fuerza en un terrón de azúcar que en toda la caballería prusiana”.
Así los 52 años son una experiencia del 7, lo que puede significar la experiencia de estar en el séptimo cielo o caer al séptimo infierno. En esta edad la encrucijada es muy notable, si te sujetas al pasado estás más perdido que Carracuca, (que fue el último soldado español en Filipinas) si te entregas al futuro “flipas” te sorprendes, te introduces en una nueva etapa de la vida, donde tu eliges de nuevo.
Esta es una etapa de la vida ideal para definir el camino espiritual que uno quiere seguir, sin uno quiere embrutecerse con el dinero, el confort, la comida, el sexo o el poder, es también el momento ideal, ahora se abren las puertas del abismo, puede ser la etapa final de la “gran bouff”, después viene la sepultura. (El que avisa no es traidor)
Pero tambien se puede tomar el camino de la búsqueda espiritual, en el más amplio sentido de la palabra, nada que ver con la toma de posición religiosa. El Espíritu, a Dios gracias es algo más de lo que hay encerrado en los libros por muy sagrados que sean o en los edificios dedicados al culto religioso, que según un sueño que contaba Carl G. Jung, estos edificios eran, en su sueño, los excrementos de Dios.
La búsqueda espiritual nada tiene que ver con hacer una excursioncita a Santiago de Compostela para besar el santo o tomar un té en Benarés, eso son cosas de la crisis de los 48 y de las rarezas piscianas. El camino espiritual es único y conduce al encuentro con el Ser. En esta edad tu eliges de nuevo.
Rondando los 52 años de edad, el mundo, el medio ambiente, facilita ese camino y dificulta todos los demás. No hay que preocuparse por la siguiente crisis, que esa vendrá puntualmente a los 56 años y si estás vivo, será un tiempo mucho más agradable.
Cada crisis tiene sus paliativos florales, para los 52 años, cuatro esencias florales para esa edad.
Cherry Plum
Cerato
Escleranthus
Gentian
CHERRY PLUM
Remedio para los que a esa edad sienten miedo mental a agotarse, miedo a que le abandone la razón, temor a hacer cosas temibles y horribles, indeseables y perjudiciales, o con pensamientos sobre estas cosas.
CERATO
Para quienes al cumplir esa edad notan que ya no tienen suficiente confianza en sí mismos para tomar sus propias decisiones. Son personas que suelen estar constantemente pidiendo consejo a los demás, y la mayor parte de las veces les aconsejan mal.
SCLERANTHUS
Para aquellos que, al llegar a esa edad, se sienten incapaces de decidir entre dos cosas, inclinándose primero por una y luego por otra. Suelen ser personas tranquilas, calladas, que sobrellevan solas su difilcultad, pues no se sienten inclinadas a dialogar.
GENTIAN
Para aquellos que a partir de esa edad notan que se desaniman fácilmente. Pueden progresar satisfactoriamente en la enfermedad o en los negocios, y luego ante el menor retraso u obstáculo en el progreso, dudan y se desaniman pronto.
Cuantro gotas debajo de la lengua cada cuatro horas empezando el primer dia de la Luna creciente, ayuda mucho a sobrellevar este tiempo por el que todos tienen que pasar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...