COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

lunes, 12 de julio de 2010

Autor: Segundo Ruiz

PARTE II

Así pues, una persona que en su nacimiento tenga a Venus dominante o muy destacado y a Marte muy debilitado, podrá ser querida por muchos desde el punto de vista afectivo, pero puede no poseer un gran atractivo sexual o tener predisposición a amores de carácter fraternal o platónico.

Por el contrario, una persona con un Marte angular y destacado pero con Venus debilitado y afligido, gozará de un atractivo sexual irresistible y llevará a cabo numerosas conquistas, pero puede no ser querida.

El Sol y la Luna adquieren una gran importancia en el terreno sentimental, sobre todo en relación al matrimonio y las uniones estables.

Para una mujer, el Sol representa el ideal masculino, y simboliza tanto al padre como al hombre de su vida, lo cual no es extraño, ya que a menudo hay importantes afinidades y semejanzas inconscientes entre la figura del padre y el hombre ideal con quien a una mujer le gustaría casarse. La misma situación se da entre el hombre y la Luna, que representa por un lado a la madre pero por otro a la esposa, y tampoco es nada extraño ver como existen afinidades entre la madre y la mujer que el hombre elige para casarse.

Por ello, un Sol o una Luna muy afligidos o en muy mal estado cósmico, tendrán consecuencias muy negativas para la felicidad sentimental, por muy bien ubicado y aspectado que esté Venus.

Para ser más concretos, un hombre que nazca con una carta natal excelente y un Venus muy bien ubicado, pero con la Luna en pésima situación cósmica, podrá tener mucho éxito con el sexo opuesto e innumerables aventuras, pero cuando elija a una mujer para casarse será el gran fracaso de su vida, ya que lo más probable es que esa persona lo hará muy infeliz y le cause gran dolor.

Una carta natal de estas características tenía el actor Marlon Brando, con Venus dignificado en su propio signo de Tauro pero la Luna muy afligida por planetas violentos, como Marte y Plutón.

A pesar de su indudable e irresistible éxito con las mujeres, todo indica que fue un hombre infeliz y que su vida íntima estuvo llena de sinsabores.

Todo hombre con una Luna muy afligida y aspectada por maléficos tiene muchas posibilidades de no encontrar a la mujer de su vida, o de no se feliz con la mujer elegida, que en la convivencia diaria se revelará muy distinta a como él la imaginó, causándole múltiples y dolorosos sufrimientos.

Lo mismo le sucederá a una mujer con un sol muy mal aspectado y afligido por maléficos. Ésas son predisposiciones que se cumplirán, por muy poderoso o atractivo que sea el individuo, como ocurrió en el caso del emperador austríaco Francisco José, que nació con el Sol y la Luna conjuntos con Saturno y, aunque lo tenía todo para triunfar, vivió una larga vida llena de adversidades y fracasos, tanto en el terreno político como en el personal.

En la carta natal, corresponde a la casa V todo lo relacionado con el amor y los placeres, las aventuras y el sexo.

Por ello, quien tenga esa zona del horóscopo muy bien aspectada y ocupada por planetas benéficos como Venus o Júpiter, tiene grandes posibilidades de ser feliz en la vida y de gozar en abundancia de toda clase de placeres, salvo que el resto de su carta natal indique otra cosa.

Especialmente Venus situado en esta casa, es una de las posiciones que más predisponen a una vida sentimental feliz.

Sin embargo, existe el peligro de que ocurra lo contrario si la casa V está afligida y ocupada por maléficos en mal estado cósmico.

Particularmente dolorosa puede ser la presencia de Saturno afligido en este sector, ya que amenaza con privar al nativo de amor y de las cosas placenteras de la vida. Ya he señalado en un blog anterior, al tratar las aflicciones de Saturno y Venus, cómo muchos de estos nativos, tal vez desengañados del amor o impulsados por un pesimismo vital, eligen el camino de la renuncia y el sacrificio, dedicando su vida a una causa espiritual.

Esto también sucede cuando Saturno se encuentra en la casa V.

Urano es el planeta que se relaciona siempre con lo diferente, lo nuevo o lo vanguardista. La experiencia confirma que los aspectos entre Venus y Urano se dan con mucha frecuencia en las personas homosexuales, o que llevan una vida amorosa por derroteros distintos a los convencionales.

Lo que tenemos que tener en cuenta es que cuando hablamos de tendencias, en astrología predictiva hablamos de posibilidades.

Teniendo en cuenta los casos que he puesto es probable que una persona con Saturno en la casa V pueda dedicarse a una causa espiritual desengañada del amor o que una persona con aspectos de Venus a Urano puede tender a la homosexualidad.

Pero eso no quiere decir que todos los que tengan Saturno en la casa V se dediquen a causas espirituales o que todos los que tengan aspectos de Venus a Urano sean homosexuales.

Tomando este caso, no será lo mismo un aspecto de Venus a Urano en una carta que tenga una dominante Uraniana -es decir, que tenga a Urano angular- que una persona que tenga una dominante Saturnina -Saturno angular-.

Como digo en numerosas ocasiones, las orientaciones que doy tienen que ser contextualizadas en el marco general de la carta, el marco general puede modificarlas y matizarlas.

Es un error común entre los principiantes confundir la parte con el todo.

De modo que si doy una orientación y alguien no se identifica con ella, no quiero que me lo diga, no le haré caso.

En lugar de decírmelo, lo que le aconsejo es que estudie su carta natal de forma global y que juzgue porque esa configuración no se escenifica en su vida.

Los árboles no le dejan ver el bosque, es mejor que se fije en el bosque.

Después de este paréntesis quiero hablar de Neptuno en la casa V.

Esta situación de Neptuno sugiere amores platónicos o con un fuerte contenido romántico, algo parecido a lo que ocurre cuando forma conjunción o estrechos aspectos con Venus.

La casa quinta también se relaciona con los hijos y nos da una valiosa información sobre este asunto.

Si en ella se encuentran planetas fecundos, como la Luna, Venus o Júpiter, el nativo tendrá una abundante descendencia, pero si la ocupan planetas estériles, como Marte o Saturno, entonces es probable que no haya hijos, si los hay, puedan ser enfermizos o suponer muchos problemas para el nativo.

El Sol en este sector tiende a dar un solo hijo, aunque excepcionalmente destacado o brillante.

Además de considerar los planetas, yo también miro la Parte de la Fortuna, este punto puede ayudar mucho tenerlo en la casa V, favorece la felicidad en el amor.

Sin embargo, también considero el Parte del Infortunio que es un parte arábigo que se calcula sumando la longitud eclíptica de Saturno a la del Ascendente y restando la de Marte.

Evidentemente tener el Parte del Infortunio en la casa V o en aspecto a Marte o Venus no es bueno para el amor y tenerlo en la casa V tampoco. Produce mucha insatisfacción y agobio en las relaciones.

El Parte del Infortunio según el astrólogo Tito Maciá es como esa sensación que puede sentir un perro, en pleno verano, sofocado de calor y atado, con mucha sed y tiene un cuenco de agua cerca y sin embargo no puede llegar a ella para beberla.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...