COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

sábado, 31 de enero de 2009

DETERMINACION PRENATAL DEL SEXO DE UN BEBE (PARTE III)

Continuacion...
La ley de Fleisher. Bibliografía:Astrología médica Moderna R. Jansky Revistas del CABA 85/86/87 artículo del Dr. Spicasc sobre larminación Protenatal del Sexo de un Bebé

Cortesía de Patricia Kesselman
Tercer hijo familia G* nacido 2/9/1959 en La Plata
Luna Nueva posterior al nacimiento:3/9/1959 1h 55´35” GMT La PlataMC 9º Aq 57´40” Sol 09º Vi 49´ 55” Saturno 00º Cp 28´ RXI 12º Pi 38´45” Luna 09º Vi 49´ 55” Urano 18º Le 09´ XII 11º Ar 14´ 21” Mercurio 26º Le 18´ Neptuno 04 Sc 48´Asc 05º Ta 13´28” Venus 06º Vi 57´R Plutón 04º Vi 09´II 04 º Ge 03´30” Marte 28º Vi 09´ Nodo N 04ª Li 04´RIII 06º Cn 02´05” Júpiter 24º Sc 59´
Luna Llena previa al nacimiento 18/8/1959 12hs 50´33” La PlataMC 9º Cn 57´05” Sol 24 º Le 49´ 51” Saturno 00º Cp 42´ RXI 03º Le 47´26” Luna 24º Aq 49´ 51” Urano 17º Le 13´XII 04º Vi 15´ 29” Mercurio 08º Le 06´ Neptuno 04 Sc 28´Asc 16º Li 46´06” Venus 14º Vi 59´R Plutón 03º Vi 37´II 22 Sc º 08´39” Marte 18º Vi 13´ Nodo N 04ª Li 30´RIII 17º Sg 36´34” Júpiter 23º Sc 23´
Desgraciadamente no siempre es fácil decidir si va a ser nena o varón, porque pueden existir simultáneamente relaciones con los ejes tanto del padre o de la madre, como en este caso. Privilegiaremos entonces el orbe más cerrado y evaluaremos también la cantidad de contactos para un lado y para el otro. Destacaremos (entre otras relaciones) que el Asc de la Luna Nueva del bebe en conjunción a la Luna de la Luna Llena de la mamá y Luna y Sol de la Luna Nueva del bebe en trígono a la Luna y en sextil al Mc de la Luna Llena de la madre. Concluiremos entonces que fue un varón efectivamente
Hay otra técnica muy conocida por los astrólogos, la de Grimm-Reichelt-Jonas a la que vamos a dedicarle unas palabras:
La Astrología conoce desde siempre la importancia de la Luna en cuanto a su influencia sobre los fluídos corporales en cantidad y su química, esto último especialmente en relación a su Ph o medida de acidez o alcalinidad.Parecería ser que la Luna transitando por signos masculinos aumenta la alcalinidad de la secreción vaginal y del fluído espermático, lo que favorece el desarrollo de los espermatozoides “masculinos” y la destrucción de los “femeninos” al cabo de la unión sexual. En cambio la Luna transitando por los signos denominados femeninos por la Tradición astrológica aumenta la acidez de ambos fluídos, lo que favorece el desarrollo de los espermatozoides “femeninos” y la destrucción de los “masculinos”.Paralelamente, y siempre de acuerdo a la Tradición, resulta obvio que la ovulación, proceso previo indispensable para la fecundación, debería estar regida o indicada por alguna relación entre el Sol (dador de vida) y la Luna (significadora de las funciones femeninas cuyo ciclo de 28 días para mayor analogía, coincide con el de la mujer).Lo importante es determinar cuál es la relación Luna-Sol. La respuesta, fruto de la observación y la experiencia, vino dada por una técnica astrológica clásica que se remonta a Placidus de Titis, sino al mismo Claudio Ptolomeo, que alude a ellas (en forma más o menos velada) en el Tetrabiblos.Esta técnica es la de las Revoluciones sinódicas o embolísmicas, que se refieren a la relación del ángulo Sol- Luna en el momento de nuestro nacimiento consisten en lo siguiente:Supongamos que un nativo viene al mundo con el Sol a 10º Tauro y la Luna en 20º de Géminis.Entre ambas luminarias hay un ángulo elíptico de 40º que mediremos siempre del Sol a la Luna en el sentido de los signos. Al mes siguiente la Luna más veloz que el Sol, lo alcanzará para más tarde llegar a formar el mismo ángulo elíptico que en el momento del nacimiento.Para el instante en que la configuración natal se repite, se levanta un tema, con la latitud y longitud donde se halla el nativo. Ese tema es una revolución sinódica donde el ángulo entre el Sol y la Luna debe medirse siempre desde el Sol hasta la Luna, en el sentido de los signos (como en el rádix). Un mes más tarde se repetirá esta configuración natal nuevamente y se levantará una segunda Revolución sinódica y así sucesivamente. La primera sinódica post-natal representa los sucesos desde que el nativo cumple un año hasta que cumple dos años, la segunda sinódica corresponde al período que media entre el segundo cumpleaños y el tercero y así sucesivamente.La sorpresa consistió en comprobar que las Revoluciones sinódicas no solamente funcionaban a la manera de las Revoluciones Solares sino que también estaban muy estrechamente ligadas a la ovulación y los períodos de fertilidad en las mujeres con funciones regulares.Alrededor de 1956 un médico checoeslovaco ( no era astrólogo) de origen húngaro, el Dr. Eugen Jonas redescubre la técnica y consigue finalmente el apoyo oficial de la Academia de Ciencias de Praga. Las conclusiones vamos a sintetizarlas así:1) Alrededor del 87% de las mujeres en edad de concebir son fecundadas cuando se repite la configuración Sol-Luna que tenían en el momento de su nacimiento (vale decir cuando pasan por una Revolución sinódica). Cuando en esa Revolución sinódica la Luna atraviesa signos masculinos-positivos (fuego/aire) el sexo del bebe será masculino. Si la Luna se halla en signos femeninos-negativos (tierra/agua) el sexo del bebe será femenino. Esto se confirma estadísticamente en un 96% de los casos. La no totalidad corresponde en gran parte a los casos de nacimientos múltiples que aún son un fenómeno mal comprendido.2) Las investigaciones del Dr. Jonas pusieron de manifiesto que es peligroso aplicar la regla anterior cuando la madre ha nacido en Luna Llena, por el peligro de traer al mundo niños con deformaciones congénitas.3) El mismo peligro existe según el Dr. Jonas cuando en los momentos de concepción se forman en el cielo aspectos disonantes de planetas “mayores” (Júpiter a Plutón inclusive) Por esa razón es importante que los padres se abstengan de encargar los hijos en los días en que la Luna tenga malos aspectos.Esto destaca la importancia del tema de concepción el que no es usado más frecuentemente por lo difícil de su determinación como única y exclusiva razón.4) El biorritmo ha sido también tomado en cuenta en estas investigaciones. Según las investigaciones del Biorhytm Research Inc. La concepción de varones parece vinculada a días con lato valor de biorritmo físico y valores bajos del biorritmo emocional, mientras que para la concepción de mujeres esto sería a la inversa. No obstante, el factor del biorritmo debe subordinarse a los antedichos de tipo cósmico, por ser de mayor importancia estos últimos; tal como lo comprueban las estadísticas.Mencionemos además que el Dr. Kurt Rechnitz, profesor en Budapest y exdirector de la clínica obstétrica de esa ciudad, aplicó los descubrimiento del Dr. Jonas al control de la natalidad, logrando resultados muy satisfactorios y enormemente superiores a los del método Ogino- Knaus. Como anécdota podemos citar que la clínica del Dr. Jonas se llamaba “Astra”.Diversas teorías se han elaborado para explicar estos hechos. Una de ellas, debida al prof. Dr. Golovanov, sugiere la existencia de un ritmo biológico en fase con el ritmo cósmico. Desde luego esto no es otra cosa que lo que la astrología viene enseñando y demostrando desde hace miles de años. Como información adicional de las sinódicas mencionaremos que la afamada astróloga Dorotea Zurlinden calcula las revoluciones “lunares” para el día en que el Sol y la Luna se hallan a la misma distancia que el día de su nacimiento, con la misma hora local del nacimiento y para el lugar en que se halla el nativo. Con este procedimiento afirmaba tener magníficos aciertos.
Bibliografía:
Astrología médica Moderna R. JanskyRevistas del CABA 85/86/87 artículo del Dr. Spicasc sobre la determinación prenatal del sexo de un bebé.
A esta altura vamos a decir dos palabras sobre el tema de época o de concepción. El tema de época es el tema del instante de la fecundación. Muy difícil de obtener y más difícil aún de rectificar. Conjugando el tema de época con el natal se pueden sacar muchísimas conclusiones y enriquecer la interpretación del rádix.Durante el tema de época se logra, por ejemplo, explicar los transtornos de la gestación, enfermedades, mortalidad infantil mucho más que en el rádix. Las direcciones de época coinciden con muchos sucesos de la vida. A través del tema de época se puede determinar el sexo del bebe con exactitud. Pero es necesario para este procedimiento mucho discernimiento y capacidad de cálculo. Los remito al artículo mencionado. Mercurio3 Nº31/32, Juan Estadella. Vale la pena.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...