COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

viernes, 27 de febrero de 2009

ASTROLOGIA DEL KARMA

PRINCIPALES CARACTERISTICAS DE LA ASTROLOGIA DEL KARMA
No es posible hablar en profundidad de la ciencia de la astrología que, a pesar de tener cuatro mil años de antigüedad, sigue estando reservada a un numero restringido de estudiosos serios, precisamente por la dificultad de algunas de sus leyes.
Sin embargo, para quien tenga alguna base de astrología en su preparación esotérica queremos dar algunas breves indicaciones de astrología del karma, de forma que puede emprender esta vía para llegar a descubrir sus vidas pasadas. Se trata precisamente de de una vía simbólica y reflexiva que resulta adecuada para todos aquellos que no se sienten con ánimo para afrontar la incubación en una implicación de tipo físico.
El día del nacimiento hay en el cielo una disposición planetaria especifica e inimitable, es decir, los planetas y los demás elementos celestes se hallan en una posición determinada, que habla precisamente, entre otras cosas, de las actitudes mantenidas en las existencias anteriores.
La posición del Sol, es decir, del signo zodiacal de pertenencia, nos habla de la manera en que afrontamos nuestro karma: en signos de tierra de forma rigurosa y calculadora; en signo de agua, emotiva o pasional; en signos de fuego, con actitudes energicas o impulsivas, y, por último, en signos de aire, con inteligencia o resultados precisos.
Hay que fijarse especialmente en los planetas retrógrados, es decir, en los que desde el punto de la observación terrestre parecen avanzar hacia atrás, como los cangrejos, en lugar de proseguir su camino hacia delante a lo largo del círculo zodiacal. Retroceden de forma simbólica precisamente porque señalan los errores cometidos en las vidas pasadas en cierto sectores de la existencia, errores que conllevan algunas actitudes y comportamientos de la vida actual, destinados a desencadenar inevitablemente acontecimientos agradables o desagradables.
Mercurio retrógrado indica un abuso de la energía mental, que puede haber comportado, según el signo ocupado, una serie de engaños al prójimo, el uso incorrecto de la palabra, disputas o intemperancias verbales, viajes inútiles, relaciones de escasa solidaridad con los parientes o los vecinos, etc.
Venus retrógrado ilustra los comportamientos muy poco comprometidos en el ámbito sentimental y erótico observados en las vidas pasadas: falsas promesas de amor y traiciones hacia el cónyuge, relaciones sexuales con fines puramente hedonistas, falta de respeto por el otro sexo, etc.
Marte retrógrado nos informa de una agresividad excesiva, que puede haber desembocado en diversas formas de violencia, sin excluir el homicidio, o bien haber favorecido la aparición de una disputa o de una guerra, haber prestado mal el servicio militar o haberse ensañado contra el enemigo.
Júpiter retrógrado habla de un poder superior a lo normal, obtenido o manejado con arrogancia y explotación económica; ventajas jurídicas u otras formas de prepotencia que tarde o temprano se deberán pagar; también es posible que se haya comido demasiado mal.
Por su parte, Saturno retrógrado es típico de entidades muy antiguas, que han vivido un número extraordinario de existencias y han obtenido, entre otras cosas, a explotar el trabajo de los demás para alcanzar altos cargos sociales y políticos.
Urano retrógrado significa que en otras vidas se ha sido científico o pionero; Neptuno retrógrado, artista y bohemio, y Plutón retrógrado, mago y actor. En cualquier caso, la retrogradación de estos planetas señala también una especie de inmadurez espiritual que hay que neutralizar en esta y en las próximas vidas.
En el análisis del cielo el día del nacimiento, debe dedicarse una mirada particular a la posición de los nodos lunares, astronómicamente puntos de cruce entre la órbita solar y la lunar. Nos dicen cual es el karma acumulado de más en el pasado, a través de vidas en las que se han seguido repitiendo las mismas irregularidades (nodo sur), y lo que hay que hacer en esta vida para disolverlo (nodo norte).
Por último, la duodécima casa del horóscopo (las casas son las zonas en las que puede dividirse el cielo), nos proporciona todos los detalles de la última vida vivida (ambiente, época, sexo, trabajo...), avisándonos de sus directas consecuencias para la existencia que estamos llevando.
Andrea Rognoni/Gianni Norta.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...