COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONO: 635574330

martes, 17 de febrero de 2009

ECLIPSES 26 DE ENERO DE 2009

LO INESPERADO (PARTE I)
Autora: Patricia Kesselman.
ECLIPSE del 26 de enero 2009
Consideraciones generales
Nota: por pedido de mis lectores no familiarizados con la modalidad astrológica, a partir de esta entrega, brindaré un pequeño resumen con palabras claves en lenguaje cotidiano, extraídas de cada trabajo, que podrá leerse al finalizar cada sección. El día 26 de enero se produjo un importante eclipse en el Signo de Acuario. Como he comentado en otras ocasiones, los eclipses son lunaciones especiales que se producen sobre la eclíptica y son importantes en cuanto al análisis y predicción de eventos mundanos.
Vamos a intentar analizar dicho eclipse siguiendo las instrucciones de diferentes autoridades antiguas. El astrólogo Guido Bonatti (1233-1300) nos dice en el capítulo 115, página 1021 de su monumental Liber Astronomiae: “Cuando estés observando la Revolución de un año del mundo (se refiere al Ingreso del Sol en el Signo de Aries) mira si habrá o no un eclipse de Sol o de Luna en ese año. Porque si no habrá eclipse, el juicio de la Revolución no cambia. Si no obstante, aconteciera algún eclipse mira en cual de los Signos se producirá y calcula los planetas y las casas para la hora de la mitad del eclipse, mira entonces el Signo y su Señor, y mira de que forma se comporta esto con el Señor del Ascendente del eclipse y como se comporta con el Señor del Ascendente del año (con su significador) y como se comporta con el significador del rey, que aspectos hace con esos planetas y con los demás.”
El eclipse se ha producido en el grado 6º 31’del Signo de Acuario, signo masculino, diurno fijo y de Aire, cuya naturaleza dañina y destructora es naturalmente caliente y húmeda, significadora de cataclismos desatados por las fuerzas de la naturaleza, por ejemplo: seísmos, volcanes, grandes vientos, principalmente los vientos que vienen del Oeste, según nos cuenta Ben Ezra, pero claro que estas indicaciones están referidas a las zonas que estudiaba el mismo Ben Ezra (1092) que añade: “ de entre las siete zonas geo-climáticas, rige la segunda, la tierra de los negros, las aguas corrientes, el mar, los lugares donde se fabrica el vidrio, las tabernas, todos los lugares altos, los burdeles y los cubos de los pozos”
Siguiendo a Bonatti leemos también: Acuario actúa en el elemento Aire brindando excesos perniciosos extinguiendo y destruyendo por esta causa las especies, a menudo esas cosas dañinas que los animales y las plantas las reciben del aire; parecen provenir por causa de la interferencia que hace Acuario en él. Antonio de Najera (1632) nos dice “y con respecto al Sol, es frío y acuoso, porque en este tiempo los rayos del Sol del todo vencidos y ahogados con la multitud de vapores fríos de las aguas, nieves, escarchas, y ventiscas de que la Tierra por todas partes está llena, por ser éste tiempo de la fuerza y del rigor del invierno” esto se refiere al hemisferio Norte, ya que cada Signo influenciará de acuerdo a la estación del año y el lugar del mundo que le corresponde. El astrólogo Abraham Zacuto (1452) nos dice así mismo que un eclipse en el Signo de Acuario significa fuertes vientos y fuertes aguas.
Debo señalar que el Signo de Acuario es el Signo del exilio (debilidad cósmica de primer orden) del Sol, opuesto a Leo su domicilio, donde el Luminar eclipsado (oscurecido, interceptado) está debilitado a causa de su mal estado celeste, que sumado a la influencia del eclipse aminora y en mucho, su poder.
El Sol en toda carta mundana representa a la autoridad, a los poderes políticos y económicos, a los gobernantes y poderosos, al oro y al dinero. La Tradición nos dice que cuando un eclipse se produce en un signo fijo, como es el caso, sus efectos serán brutales y duraderos. Por lo tanto podemos pensar que éste será un período de debilidad de poder en general y de poca esperanza para una reactivación económica a corto plazo. A su vez, como el signo de Acuario está muy relacionado con lo imprevisto, lo fluctuante, lo repentino, lo inesperado, podremos emplear todos estos adjetivos en relación al significado del eclipse.
Acuario es el signo humano que representa de algún modo la fraternidad entre los pueblos, a causa de este eclipse podemos pensar justamente lo contrario, pérdidas de amistad entre los países, rupturas de alianzas, etc.
El Signo de Acuario está relacionado también con vías de rápida comunicación y transportes, fundamentalmente las vías férreas y transportes aéreos, lamentablemente podemos esperar malas noticias y siniestros provenientes de esas áreas con un aumento notable de accidentes en carreteras. Presentes en ese Signo están, además de la Luna (los eclipses de Sol se producen durante la Luna nueva, por lo tanto es condición necesaria que la Luna y el Sol estén en conjunción), Neptuno y Júpiter, el benéfico mayor, que ingresó en Acuario en los primeros días de enero, después de haber transitado durante un año por Capricornio, el Signo de su exilio, donde poco beneficio pudo brindar, aún así, y a pesar de que en Acuario, Signo de Aire, se encuentra en una de sus Dignidades (fortalezas) por ser uno de los regentes de dicha Triplicidad, como está a menos de 8º30 del Sol en un estado denominado “combusto”, quemado por sus rayos, durante este período también estará impedido y sin fuerzas, lo que es un claro indicio de que tampoco pueda conceder sus esperados favores.
El astrólogo árabe Abu Mashar (787) dice que cuando Júpiter se encuentra en mal acondicionado, significa lo contrario a lo que significa cuando está bien, y que sus influencias se parecen a las de Saturno.
Continuará...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...